MÚSICOS DE SIEMPRE

Cantante, director y compositor. (Bartolomé Maximiliano Moré Benítez)

Nace en Santa Isabel de Las Lajas, provincia de Cienfuegos el 24 de agosto de 1919 y fallece el 19 de febrero de 1963. Benny Moré ha pasado a la historia como uno de los grandes intérpretes de la música popular cubana. Llegó a ser un ídolo para muchas generaciones de cubanos e incluso para generaciones posteriores a su fallecimiento.

Benny Moré con Odalis Fuentes. Foto: Mario García Joya (Mayito)

Benny Moré con Odalis Fuentes. Foto: Mario García Joya (Mayito)

No realizó estudios musicales de forma académica. De niño conoció los cantos y toques de tambor de diversas etnias africanas, así como el son y la guaracha. A los 10 años daba serenatas con su guitarra. En 1935 formó su grupo musical. Integró el Conjunto Avances de Vertientes y un trío de voces y guitarras con Enrique Benítez y Cheo Casanova. En 1940 cantó con su guitarra en clubes, restaurantes, bares y cafés de La Habana. Actuó en el programa radiofónico de aficionados, de la CMQ: Corte Suprema de Arte, con rotundo fracaso, y en una segunda ocasión ganó el primer premio. Después comenzó a cantar con el Sexto Fígaro de Lázaro Cordero y en la emisora de radio CMZ.

Escribió su primer bolero titulado El Bardo. En 1944 debutó en la emisora Mil Diez. Su carrera brillante comienza realmente cuando se unió a Siro Rodríguez, Rafael Cueto y Miguel Matamoros (Conjunto Matamoros), con los cuales debutó en el cabaré Montparnasse y el Río Rosa de México, y grabó discos. Se separó del Conjunto y se estableció en México, donde comenzó a cantar como solista acompañado por el Son Veracruz y Lalo Montané. Grabó con la RCA Víctor junto a la orquesta de Mariano Mercerón.

Un disco suyo constituyó toda una sensación, con los números: Me voy para [pá] el pueblo, de Consuelo Velázquez, y Desdichado, de su propia inspiración. Entonces firmó contrato como artista exclusivo de la RCA Víctor, y unió su voz a la famosa orquesta de Dámaso Pérez Prado, con la cual realizó más de 60 grabaciones y alcanzó total popularidad. En México hizo cine como cantante: El derecho de nacer y Carita de cielo, entre otras.

A finales de 1950 regresó definitivamente a Cuba, donde cantó junto a Fernando Álvarez y Pacho Alonso. Popularizó su canción Bonito y sabroso. Actuó en los cabarés, clubes y escenarios más importantes de la isla. Se instaló en La Habana y fundó su Banda Gigante (1953); entre 1954 y 1955 realizó giras por Estados Unidos y América Latina, donde se reconoció internacionalmente como El Bárbaro del Ritmo. Falleció en 1962. Su entierro, en Santa Isabel de Las Lajas, agrupó en procesión a miles de personas procedentes de todo el país.

Benny Moré ha pasado a la historia como uno de los grandes intérpretes de la música popular cubana. La ausencia de información académica no impidió que realizara las orquestaciones y los arreglos musicales de las obras que montaba con su Banda Gigante, que a pesar de tener formato de jazz-band norteamericana, característica de las décadas de 1940 y 1950, logró un timbre que se convirtió en uno de los más auténticos y tradicionales en la ejecución de sones, guaracha y boleros de Cuba.

Este sitio utiliza cookies para mejorar su navegación. Si continúa navegando, usted acepta su uso.